Industria 4.0 en México: retos y aplicaciones

7 minutes to read

La cuarta revolución industrial utiliza la tecnología en todos los sectores de una fábrica para optimizar sus procesos de forma inteligente. Cada año que pasa, la también llamada industria 4.0 en México viene creciendo un poco más, sin embargo, aún le queda mucho por conquistar.

Recursos basados en inteligencia artificial, Internet industrial de las cosas (IIoT), robótica, nanotecnología, entre otros, permiten que sea posible mejorar los procesos productivos de la industria. Y, además de facilitar el aumento de la producción, es posible optimizar todas las etapas, permitiendo una economía a largo plazo.

En este artículo te mostraremos cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la industria 4.0 en México, sus aplicaciones y cómo debe empezarse el proceso de transformación.

¿Cuáles son los principales retos de la industria 4.0 en México?

La transformación digital del sector industrial se ha convertido en lo que hoy conocemos como la industria 4.0.

Para poder disfrutar de los beneficios que la cuarta revolución industrial trae para la manufactura es importante conocer los retos que deben ser superados antes de empezar el proceso de transformación.

Hacer altas inversiones

El valor económico para ser parte de la industria 4.0 no es bajo. Muchas veces es necesario hacer inversiones altas que no estaban planteadas en ningún presupuesto.

Sin embargo, a largo plazo, gran parte de esta tecnología ayuda a ahorrar insumos, producir más en menos tiempo y evitar desperdicio o segunda calidad en los productos, entre otras cosas.

Con todo ello es posible recuperar la inversión y continuar disfrutando los beneficios que la nueva maquinaria puede traerle a tu industria.

Escoger las tecnologías adecuadas

Elegir las tecnologías más adecuadas es fundamental para el éxito de la transformación. Es esencial conocer cuáles son las necesidades del negocio para que se puedan escoger las mejores alternativas.

Cada industria es única y lo que puede ser útil en una, puede que no lo sea en otra del mismo sector, aunque tengan las mismas características generales.

Por ese motivo, es primordial hacer un análisis que permita identificar las verdaderas necesidades y priorizar lo que realmente se requiere.

Establecer la situación actual de la industria, definir las metas, entender dónde se quiere llegar y en cuánto tiempo es una prioridad antes de adquirir cualquier tecnología. Esto es algo que no todos hacen y que puede resultar en inversiones mal hechas, que no traen los resultados esperados.

Capacitar al capital humano

Adquirir nuevas tecnologías no es suficiente para que se obtengan los resultados esperados. El capital humano es un factor esencial para el éxito de la gestión.

Es probable que gran parte del equipo no entienda todos los beneficios que la tecnología puede traer. Sin embargo, es importante que sepan que no solo se limita a aumentar la producción, sino que influirá en todo el proceso.

La capacitación es imprescindible, no solo para que el equipo pueda entender las ventajas, sino también para que aprendan a aprovechar todo lo que las nuevas herramientas ofrecen y a utilizarlas con seguridad.

Cuando no hay una capacitación adecuada, no se aprovechan todos los recursos de las nuevas maquinarias. Incluso, puede ocasionar la desmotivación de los profesionales involucrados… algo que en lugar de favorecer el negocio puede perjudicarlo.

Crear un plan a futuro

A medida que se concretan los beneficios de la implementación de la industria 4.0, debe pensarse en nuevas optimizaciones. Vivimos una época en la que no podemos estacionarnos. Si se quiere hacer parte del mercado hoy en día, la tecnología tiene que ir de la mano con la industria.

La implementación de la industria 4.0 permite alcanzar nuevos objetivos y esto no puede parar, así que la creación de un plan a futuro es esencial para continuar el desarrollo.

Si no existe un plan a futuro, en algún momento empezará la decaída y las conquistas alcanzadas se volverán obsoletas.

¿Cuáles son las aplicaciones de la industria 4.0 en México?

La cuarta revolución industrial puede aplicarse en todos los sectores de la industria incluyendo, por supuesto, la manufactura.

Existen soluciones para todo tipo de producción, ya sea textil, artículos de cuero, plástico, papel y cartón, metalurgia, transformación de la madera, fabricación de productos químicos, eléctricos, electrónicos, entre otros.

Todas las áreas pueden ser beneficiadas con la industria 4.0. Podemos citar como ejemplo la producción textil, que permite automatizar sus procesos desde la evaluación de la materia prima utilizada en el momento que llega, hasta las máquinas que miden en pocos minutos el encogimiento del tejido.

Procesos que manualmente demoran días, con las maquinarias adecuadas pueden ser realizados en apenas minutos. Además de ser más rápidos, son mucho más eficientes, ahorran tiempo, energía, agua, espacio, mano de obra y optimizan la calidad de la producción.

Por otro lado en la industria de bienes de consumo, alimentos y bebidas o automotriz, conocer el estado el nivel de bribración de un motor que pertenece a un proceso de producción pasar por realizar rondines de inspección por parte de operadores de mantenimiento y la acumulación de documentos que evidencian los datos capturados del rondin. Con la inplementación de la industria 4.0, pequeños e inteligentes dispositivos conectados al motor pueden monitorear constantemente estas y otras caracteristicas del Motor e incluso llevar los datos capturados a una aplicación OnPrimes o en el Cloud, permitiendo que las personas indepenmdientes del lugar donde se encuentren, puedan acceder a la información en tiempo real, para visualizar el comportamiento y tomar decisiones oportunas basadas en datos capturados directamente de los dispositivos de control de procesos.

Así como la industria textil, todos los sectores pueden beneficiarse de este flujo proporcionándole inteligencia a su rubro de actuación.

Cuando el proceso de transformación de la industria es bien hecho, el ROI obtenido puede ser mayor de lo que se pensaba. No cabe ninguna duda de que son muchos los beneficios que la industria 4.0 puede traer para la manufactura en las diferentes áreas. Depende de nosotros empezar a aprovecharlas de forma progresiva y organizada.

¿Cómo las industrias deben empezar el proceso de transformación?

El primer paso para empezar el proceso de transformación es tomar conciencia de los retos que se deberán enfrentar. Solo así será posible trabajar para superarlos.

Empezar por un análisis profundo de la situación actual de los procesos, priorizando entre los procesos criticos que pueden afectar al negocio y combinar con las necesidades de la industria. De esta forma se podrá identificar un panorama claro de cuales son las oportunidades de mejora, para adoptar por las mejores alternativas al introducir la nueva tecnología 4.0.

Luego, es imprescindible hacer un plan de trabajo para aprovechar al máximo los recursos. En él debe constar claramente cómo involucrar y motivar a los trabajadores en este proyecto.

Incursionar en la industria 4.0 en México es una gran forma de mantenerse competitivo en el mercado y crecer a grandes pasos.

Si crees que ya estás preparado, entonces no esperes más y da el primer paso. Si aún tienes dudas, cuéntanos: ¿qué es lo que te falta para avanzar un poco más y hacer parte de la industria 4.0?

¡Déjanos tu comentario, estamos ansiosos por leerte!

Posts relacionados

Deixe um comentário