Fabricas Inteligentes  – Soportados por Proveedores Confiables

5 minutes to read

En la actualidad, aplicar el concepto de Smart Manufacturing en la industria (manufactura inteligente) es una necesidad para las fábricas que esperan expandirse y disfrutar de estabilidad operativa y organizacional.

En todas las industrias existe la necesidad de una producción más flexible e individualizada, así como de una mayor transparencia y procesos documentables. La eficiencia general del equipo (OEE), La gestión de los tiempos de paro y la demanda de corridas de producción más cortas, han creado la necesidad de máquinas inteligentes y, en última instancia, de una fábrica inteligente.

En los últimos años, el tema de Smart Manufacturing ha tomado gran relevancia entre curiosos, expertos en manufactura y líderes de tecnologías. Sin embargo, a pesar de su reciente cobertura en medios y revistas, en el área de manufactura no están seguros de las implicaciones de la fabricación inteligente en sus procesos, su importancia o cómo es relevante para su organización. Si está sentado allí preguntándose ¿qué es Smart Manufacturing?, no está solo.

Precisamente, el concepto de fábrica inteligente, para decirlo en palabras simples, es el uso de datos y tecnologías en tiempo real cuándo, dónde y en las formas que necesitan las personas y las máquinas, puede implementarse en todo tipo de industria, siguiendo estrategias para garantizar que los productos y procesos serán limpios, seguros, eficientes e interconectados.

Para implementar tecnologías de Smart Manufacturing, debes apoyarte en un buen proveedor de soluciones. Para hacerlo, asegúrate de que cumpla con estas 5 condiciones o características:

1. Expertise

Esta capacidad no solo se refiere a los años de experiencia en un determinado sector, como el desarrollo de aplicaciones y soluciones tecnológicas, en este caso.

Especializado por ejemplo en: Business Intelligence, administración de tiempo de paro, generación de tableros de información, gestión de lotes, reportes automatizados, Big Data, Internet de las cosas, conectividad y Sistemas de Gestion de producción, en tiempo real.

Para medir el nivel de expertise de un proveedor, entre otras cosas, puedes valorar los casos de éxito y los resultados que ha generado en empresas de talla internacional, además del respaldo de fabricantes de plataformas de Software como las de AVEVA – Schneider Electric.

2. Comprensión y entendimiento

Un buen proveedor es aquel que realmente comprende, desde la perspectiva del usuario final, los desafíos de migrar procesos manuales y tradicionales, hacia el control inteligente de la manufactura y la aplicación de principios de automatización.

Además, se caracteriza por ir más allá de la solución del problema a través del desarrollo de aplicaciones y sistemas, ayudando a usuarios a identificar lo más importante que requieren sus procesos, para luego construir una solución en conjunto con base en los mejores principios de manufactura.

3. Valores

Los valores éticos y empresariales son muy importantes. Uno de los aspectos elementales es la honestidad, ya que el equipo de expertos tiene que comunicarse de manera transparente, lo que permite establecer proyecciones de progreso y objetivos accesibles, tomando en cuenta los recursos disponibles, la situación actual y las características del entorno.

Otro valor muy importante, es el profesionalismo. Un proveedor de calidad asume sus proyectos con un alto sentido de compromiso y enfocado en conducirlos hacia los objetivos y acuerdos preestablecidos.

Además de entregar la mejores soluciones del mercado y adaptadas a las necesidades específicas de cada usuario, esto conlleva seguimiento y apoyo continuo, desde la fase de implementación de las aplicaciones hasta el cumplimiento de metas y el alcance del rendimiento esperado.

4. Compromiso

Este punto tiene relación con el profesionalismo. El acompañamiento y el seguimiento continuo de un proveedor demuestra que tan comprometido esta en entregar una solución de calidad, lo que se traduce en implementación efectiva que ayuda a la mejora. Entre las claves de este valor esta:

La preparación de especificaciones funcionales que faciliten el diseño y desarrollo del sistema adaptado a las necesidades específicas de cada fábrica asegura una estupenda implementación final.

El apoyo oportuno durante el proceso de capacitación de operadores y otros trabajadores, así como en la puesta en marcha de cada sistema requerido.

Apoyo con las Pruebas de Aceptación en Fábrica (FAT) y la Prueba de Aceptación del Sitio (SAT).

5. Reducción de costos y errores asociados a la implementación

Un proveedor de Smart Manufacturing de calidad se encarga de evitar conflictos entre los sistemas funcionales y de control, para garantizar un máximo aprovechamiento de los recursos e, incluso, incremento de las potencialidades, desarrollando aplicaciones haciendo uso de estándares internacionales como las normas ISA S95

¡Eso es todo! Si leíste con atención hasta aquí, ya sabes qué debe ofrecer un buen proveedor de Smart Manufacturing. Extertís, Comprensión de necesidades, valores, compromiso y máximos aprovechamiento de los recursos existentes son claves para tomar la mejor decisión.

¿Te pareció interesante este artículo sobre qué debe incluir un muy buen servicio de Smart Manufacturing? En caso de que tengas alguna inquietud sobre este tema o necesites más información sobre las mejores soluciones tecnológicas y los principios productivos que se deben seguir, ¡no dudes en escribirnos en la casilla de comentarios!

Posts relacionados

Deixe um comentário